Tuvo lugar entre las paredes de Paper, un espacio de diseño artístico, nuevo espacio de trabajo comunitario y club social lanzado recientemente en el 622 Huaihai Road, en el corazón de Shanghái. El encuentro, que se celebró el 14 de abril, fue una charla organizada por la escuela de moda IFA Paris sobre las últimas tendencias en metro-sexualidad, un término que se refiere al deseo de los hombres por dedicarse apasionadamente a su apariencia.

Un metrosexual es, antes que nada, un «camaleón» en referencia al Camaleón Mixto del bello libro infantil de Eric Carle. Un humano con gustos variables, enamorado de sí mismo, que presta atención a su imagen respecto a su ropa, su cuerpo y su piel, disfrutando de las compras y de la moda. A veces es un hombre viril -David Beckham o Eddie Peng son el arquetipo de este fenómeno- o afeminado como esos "flower boys", jóvenes actores coreanos, chinos o japoneses o cantantes pop. De hecho, suponen una nueva expresión de género y socialización de género en proceso.

El debate intentó analizar la emancipación, de hombres franceses y chinos, en cuanto al uso de cosméticos y productos de belleza para hombres se refiere. Se ha mencionado que los productos de belleza masculinos no son algo nuevo. En la antigua Grecia, parafraseando a Albane Salzberg de la Cámara de Comercio e Industria de la Unión Europea en China, y en los siglos siguientes en Europa y Asia, reyes, emperadores, señores y aristócratas se untaban la cara con polvos y lápices de labios rojos. El maquillaje afirmaba el estátus de una persona y la piel blanca purificaba a la gente. En otra era y otra moda, y desde su Inglaterra natal, a finales de los años setenta David Bowie se las apañó para propulsar él solito el género andrógino: la cara de un hombre completamente cubierta de maquillaje como arte. Boy George, Serge Gainsbourg, Michael Jackson, Johnny Depp se convirtieron en íconos y también maquillaron sus rostros. Los tiempos cambian y ahora Facebook reconoce en sus formularios de registro, ¡60 géneros diferentes!De izquierda a derecha: Joanne Tsai (Dior), Rekky Liu (10 Corso Como), Jason Mei (Sephora) y Charlotte Kreis (BYB)

En un momento en que la identidad de género es cuestionada por el público, por las familias y por la industria del ocio, las marcas han amplificado el fenómeno. "L'Oréal fue una de las primeras en probar y lanzar al mercado cosméticos para hombres hace más de diez años", dijo Mark Liu, director de desarrollo de Alfred Dunhill. Ahora es un fenómeno social en desarrollo en Japón, Corea del Sur y Hong Kong, sobre todo en Asia donde "los hombres pueden parecer naturalmente más afeminados", aseguró Tracy Huang, fundador de Enstylement (enstylement.com).

Al mismo tiempo, aquí y allí, la pareja se hace añicos, las tasas de divorcio van en aumento y la homosexualidad ya no es un tabú. Los hombres y las mujeres eligen sus vidas, su moda y sus respectivas fórmulas de purificación. En ocasiones, se trata de un enfoque muy común, ya que los cosméticos masculinos tienen una base competitiva más amplia de lo que se pensaba anteriormente, señaló Rekky Liu, Director de Marketing para China de 10 Corso Como. "Tenemos rincones para hombres en nuestras tiendas, pero no suponen la primera parada para los hombres que entran en nuestra tienda. Por lo general, buscan cualquier tipo de artículos, y ocurre que los consumidores masculinos también se abastecen en las zonas de cosméticos para mujeres ", confirmó Jason Mei, director de ecursos humanos y desarrollo de Sephora Shanghai. "¡El hecho es que la metro-sexualidad ya no es un tema de género! Va mucho más allá de la mera atracción comercial ", dijo Joanne Tsai, directora de marketing de Christian Dior.

Tratamientos hidratantes, anti-envejecimiento, geles, cuidado de la piel... el 50% de los hombres de hoy en día usan uno de estos productos y para ellos la marca es clave (75% de ellos la tienen en cuenta). El mercado del "cuidado personal" ha explotado. Es un mercado en crecimiento que involucra varios miles de millones de euros. El 73% de los hombres profesionales, todos compradores compulsivos, piensan que verse bien es el resultado del éxito en el trabajo. Resultado: usan más de 2 productos faciales por día. Según Allied Market Research, el mercado global de cosméticos masculinos podría llegar a $166 billones en el año 2022. El gigante japonés Shiseido ha incluso lanzado Shiseido Men, una línea de cosméticos de lujo para hombres... que también seduce a muchas mujeres: ¡el 50% de los cosméticos masculinos son todavía adquiridos por mujeres, quienes se sienten atraídas por sus raros poderes hidratantes!

Para una comprensión más profunda sobre este tema, ofrecemos el MBA en Dirección de Perfumes and Cosmética que también aborda la metro-sexualidad en lo que respecta a los cosméticos.