“¡IFA Paris me ayudó a entender mi pasión por todo lo digital y el comercio electrónico!”

La políglota Valeria Bondar, nacida en Ucrania y graduada de IFA Paris con un MBA en Empresas de Moda, se unió al ecosistema británico online y a la “plataforma tecnológica para la moda de lujo” Farfetch. Se trata de un mercado digital global que abarca 13 idiomas, 1000 marcas de moda y creadores en ropa de mujer, moda masculina, infantil, vintage, relojes finos y joyería fina, y el cual está disponible en 190 países en todo el mundo.Valeria Bondar

Michel Temman: Hablas chino y te hiciste afiliada y comerciante de Farfetch en China. Hablemos de eso. ¿Pero, antes, dinos quién eres? ¿De dónde eres? ¿Cuál es tu formación académica y profesional?

Valeria Bondar: Soy de Ucrania, pero en estos momentos me considero mitad china porque llevo casi 8 años trabajando y estudiando en China. Además, la mayor parte de mi experiencia profesional proviene del mercado chino. En 2016, me gradué en el programa MBA en Empresas de Moda de IFA Paris y actualmente trabajo como agente de marketing de afiliados para Farfetch (más de un año hasta la fecha).

Me alegra haber sido testigo de la salida a bolsa de la empresa en Nueva York y de muchos de los emocionantes cambios anteriores y posteriores a salir en bolsa. Antes de llegar a Farfetch, trabajaba para VIP.com, así como para una marca de diseño de Shanghái llamada Helen Lee. En ambas ocasiones se trató de funciones relacionadas con el marketing digital y el comercio electrónico. Soy licenciada en filología china y podría haber sido intérprete si no me sintiera tan fascinada por la moda. En realidad, hablar el idioma me ofrece una gran ventaja en este mercado laboral, pero no diría que es la habilidad más importante. He descubierto que una combinación de conocimientos sobre la cultura local, el idioma y el mercado, junto con una mentalidad occidental, me ha resultado muy útil en todos mis propósitos profesionales hasta ahora. De esa manera, uno puede convertirse en el puente entre el Este y el Oeste, ya sea para compañías chinas que desean expandirse en el extranjero como para empresas occidentales que desean introducirse en China.

Valeria BondarM.T.: ¿Cuándo sentiste la llamada? ¿Cuándo comenzó tu fascinación por la moda o el lujo? ¿Cómo te metiste en esto y de qué tipo de moda estamos hablando exactamente?

Valeria Bondar: Mi madre era costurera, así que crecí rodeada de revistas de moda, telas y bocetos. Cuando tenía seis años me contrató una agencia local de modelos infantiles, así que supongo que eso determinó mi camino en la vida. Hacer de modelo desde tan temprana edad me ayudó a conocer a muchas personas en la industria, pero aquello no me interesaba mucho como ocupación a tiempo completo. Así que volví al negocio de la moda, y decidí obtener un título en moda. Cuando me entrevisté con Jean-Baptiste Andréani (Director general de IFA Paris.ndlr) para el programa de MBA de IFA Paris, tenía contactos en la industria y algo de experiencia, principalmente en China, pero no sabía a dónde pertenecía exactamente: compras, merchandising, relaciones públicas, área digital o en cualquier otro lugar... Por cierto, todavía le debo un gran agradecimiento al Sr. Andréani, ya que fue él quien enfocó mi carrera hacia el sector de las Empresas de Moda en vez de hacia la Dirección de Marcas de Lujo.

Tras medio año en clases, me di cuenta que había tomado la mejor decisión posible, ya que el MBA en Dirección de Marcas de Lujo tenía un enfoque ligeramente diferente hacia el lujo, en vez de hacia la moda contemporánea y el diseño. IFA Paris me ayudó a comprender mi pasión por todo lo digital y, en concreto, por el comercio electrónico. Antes de terminar mi proyecto final, conseguí un trabajo en Helen Lee que aún creo que fue un paso súper ambicioso para mí. Ayudé a la marca a establecer sus operaciones de comercio electrónico desde cero, comenzando con el empaquetado y terminando con el servicio al cliente. La moda también me fascina porque es una de las pocas industrias donde las mujeres tienen increíbles oportunidades profesionales y su voz está muy presente, algo que todavía es un reto en muchas empresas, incluso en las más grandes.

M.T.: Cuando se trata de recursos humanos, Farfetch es conocida por "potenciar la individualidad". ¿Cómo te uniste a Farfetch hace un año?Valeria Bondar

Valeria Bondar: No era la primera vez que solicitaba un puesto en Farfetch, pero creo que fue la vez más exitosa. En esos momentos estaba en VIP.com y, aunque se trataba de una gran compañía, desde que vi el puesto vacante en Farfetch sabía que tenía que volver a intentarlo, especialmente porque la vacante era perfecta para mi experiencia. Así que, tras 4 meses y numerosas rondas de entrevistas, me mudé a Guangzhou desde Shanghái.

M.T.: ¿Cuál es tu cargo, tu rol, y cuáles son exactamente tus funciones allí?

Valeria BondarValeria Bondar: Mi puesto es Ejecutiva senior para afiliados y socios. Se trata de un cargo un tanto complejo para aquellos que no están familiarizados con el comercio electrónico. Esta división de marketing es muy joven e inmadura en China (a diferencia de en Occidente), lo cual probablemente explica por qué este cargo estuvo sin cubrir durante más de un año antes de que me contrataran. En pocas palabras, es un tipo de marketing digital asociado que ayuda, tanto al cliente como a sus socios, a generar ingresos por ventas y comisiones. Por lo tanto, los socios siempre estarán motivados a tener un mejor desempeño, ya que sus propios ingresos dependerán de ello. Es una situación de ganar-ganar. Me encanta porque lo primero y más importante, a diferencia de muchas disciplinas de marketing digital, es establecer relaciones estrechas y de confianza con los socios y afiliados. Solo de esa manera se sienten obligados a ser rentables. Las colaboraciones con sólidas conexiones en combinación con el uso inteligente de datos y la continua innovación tecnológica hacen que esta disciplina sea súper desafiante y emocionante.

M.T.: ¿Cómo esta experiencia de marketing de primer nivel con Farfetch cambió tu visión sobre el mundo de la moda? ¿Y qué más aprendiste?

Valeria Bondar: Supongo que mi mayor aprendizaje, tanto en mi puesto actual como en mis puestos anteriores, es la forma en la que las interacciones sin conexión aún nos afectan en la era digital. Los datos y la tecnología son, de hecho, muy direccionales, pero la moda en sí misma sigue siendo producto de la creatividad, algo que los algoritmos no pueden replicar. Al mismo tiempo, no importa lo innovadora que sea la empresa en cuanto a tecnología se refiere, las comunicaciones interpersonales y la ejecución en equipo siguen siendo claves para el éxito. Es una verdadera bendición trabajar rodeada de tantas personas brillantes que colaboran, generan ideas y las ejecutan a muchos niveles. Estoy convencida de que las personas que trabajan en el mundo de la moda son algunas de las personas más motivadas y apasionadas del mundo, porque la industria es una inmensa fuente de constante de inspiración.

Para más información sobre el programa que siguió Valeria en IFA Paris, visita: MBA en Empresas de Moda.