Amal Sultan se graduó en IFA Paris con un MBA en Dirección de Marcas de Lujo y el año pasado organizó su primer desfile de moda modesta en París.

IFA Paris: ¿Cuál es tu propia definición de moda modesta?

Amal Sultan: En general, nunca definimos la moda modesta porque se trata, sobre todo, de una tendencia, o incluso de un estilo de vida. Por ello, es particularmente difícil otorgarle un nombre a todos sus rasgos. Bajo este paraguas se encierra una amplia gama de variantes en las que cada individuo dibuja una multitud de inspiraciones para extraer su propia definición.

Esta moda puede tomar la forma de un vestido largo, o de unos jeans y unas camisas de manga larga. Esto es debido a su diversidad, todo el mundo puede tener su propia interpretación influenciada por sus creencias personales, religión o cultura. Por lo tanto, ¡es probable que esta moda se adapte a la mayoría!

IFA Paris: ¿En tu opinión, la moda modesta es regresiva para las mujeres o, por el contrario, es una forma de libertad dirigida a promover su identidad y afirmar quiénes son realmente?

Amal Sultan: La moda modesta es, ante todo, una cuestión de elección personal y no una forma de opresión. Por el contrario, abrazarla es una forma de libertad, de desarrollo personal que te da el poder de controlar tu personalidad.

Disfrutar de su estilo también es estar en total armonía con tu ser interior. No hay regresión en ello, sencillamente es una afirmación bien fundada de la identidad de la mujer.

IFA París: Hablamos mucho sobre colecciones de moda modesta para mujeres, pero ¿qué hay sobre las tendencias masculinas en este sector? ¿Existen y, si es así, cómo se definen?

Amal Sultan: Repito, la moda modesta es ante todo una tendencia y, en este sentido, ¡puede ser compartida por todo el mundo! Por supuesto, los hombres pueden adoptarla y suelen preferir ropa más holgada, ni muy delgada ni demasiado ajustada... Además, ya lo hacen sin que se vea como tal; tan solo se sienten más cómodos con este estilo que con otro, sin distinción de religión o de fe.

IFA París: ¿Qué les dices a los que critican la moda modesta y piensan que todas las prendas son iguales, una combinación de prendas sombrías y sin forma?

Amal Sultan: A diferencia de la moda sostenible, compuesta con productos 100% ecológicos o colores verdes y blancos, ¡es difícil superar las ideas estereotipadas, independientemente de las tendencias!

La falta de conocimiento conduce a la confusión como asociar ropa oscura, abayas o hijabs con formas modestas, aunque esto está más en línea con la moda islámica. La moda modesta no es ni islámica ni secular, pero la confusión aún prevalece.

IFA Paris: Al ganar terreno alejándote de las raíces religiosas, el volumen de negocios generado en este nicho de mercado debería alcanzar los €404 mil millones el próximo año. ¿Estamos presenciando un fenómeno social donde todas las mujeres, por fin, asuman sus derechos?

Amal Sultan: Creo que sí. Según los informes de Reuters, la moda modesta está creciendo a un ritmo muy rápido, alcanzando los $260 mil millones hoy en comparación con los $400 mil millones estimados para el año 2020.

Esta tendencia es adecuada para todos, independientemente de su edad, religión o cultura. Sencillamente, merece ser identificada más claramente y seguida de cerca por todas las marcas que desean obtener más ganancias porque la moda modesta tiene un futuro de lo más prometedor…

Para más información sobre el programa seguido por Amal en IFA Paris, visita MBA en Dirección de Marcas de Lujo.