“¡Mis estudios en IFA Paris fueron el puente para conectar mis habilidades de negocios con mi pasión por el arte, la moda y la estética!” nos comenta la estilosa colombiana Ana María Sarmiento, fundadora de Flor Amazona.

Michel Temman: ¿De qué parte de Colombia eres? ¿Nos podrías contar algo sobre tu familia, tu ciudad y tu país?

Ana María Sarmiento: Soy de una ciudad colombiana que se llama Bucaramanga. Mi infancia transcurrió rodeada de naturaleza, deportes y playa. Debido al trabajo de mi padre como capitán de buques mercantes tuve que viajar muchísimo siendo una niña, conociendo muchos países y culturas. Mis hermanos y yo éramos ratones de biblioteca, estudiamos muchísimo. ¡Mi madre es mi gran inspiración! Ella es la mayor “Glamazon”, glamur y Amazonas, una gran mujer de negocios con su propia empresa y una entregada madre.

M.T.: ¿Cómo y por qué te uniste a la escena de la moda colombiana? 

Ana María Sarmiento: Me uní al mundo de la moda en París, ya que he vivido en el extranjero durante 10 años incluyendo en Milán, Berlín y Londres. Tras ello, regresé a Colombia hace 2 años – aunque la firma ya tiene 4 años. Hice las cosas a la inversa: comencé en el extranjero y después regresé a mi país, ¡y funcionó! Ahora mismo distribuimos en 5 continentes y en 17 países. ¡Lo que ocurre es que adoro ambas cosas, la joyería y a Colombia! Y me considero una persona ultra-colombiana, pero también extremadamente internacional. ¡Me gustaría que todas las mujeres, en todo el mundo, tuvieran la oportunidad de experimentar el toque Glamazon! He amado la joyería desde que era una niña, ya que se encuentra en el epicentro de la moda colombiana. Creo que la joyería es algo muy personal, pero de lo que puedes presumir a lo grande. La joyería puede definir tu estado de ánimo y tu estilo, puede ser un atuendo. Para mí la joyería es emotiva, porque me habla y me transmite sensaciones.TCacique Green (Cortesía de Flor Amazona)

M.T.: ¿Cómo definirías la escena de la moda en Colombia, el estilo y las tendencias locales?

Ana María Sarmiento: Colombia es mi alma y mi inspiración. Me encanta levantarme rodeada de montañas, fruta y gente cálida y trabajadora. Colombia lo tiene todo. Formo parte del proyecto gubernamental “Colombia es la Respuesta” y, como embajadora, mi objetivo principal es promocionar la buena imagen de nuestro país. La escena de la moda colombiana es joven, pero creativa y algo caótica, ¡positivamente hablando! Nos sentimos orgullosos de nuestras raíces, y eso queda reflejado en el diseño, la artesanía, los colores y las tradicionales técnicas de tejido. Nuestras tendencias dependen de la ciudad y el clima. A menudo, Bogotá es fría y lluviosa, así que el ambiente es más urbano y pop mientras que Cartagena y la costa tienen sol durante todo el año, por lo cual la tendencia es más chic caribeña influenciada por las tendencias en los centros turísticos. En la cultura latina, las mujeres prestan mucha atención a su apariencia. Nos vestimos bien incluso cuando no acudimos a ninguna ocasión especial. ¡Así es cómo cautivamos!

M.T.: ¿Cuándo y cómo decidiste unirte a IFA Paris y seguir un MBA en Empresas de Moda y cuán valiosos resultaron tus estudios?

Ana María Sarmiento: Estudié en IFA Paris en 2010. Decidí unirme a IFA Paris porque quería pasar de la industria de las finanzas al sector de la moda. Tengo una licenciatura en finanzas y marketing, y a los 22 años ya trabajaba en la banca. Incluso llegué a pensar que me gustaba mi trabajo, aunque no estaba muy entusiasma con el sector de las finanzas…de alguna manera, no tiene creatividad y carisma. Así que, tras pasar 4 años en esta industria, decidí arriesgarme y hacer mis maletas. ¡Dimití y me fui a China! ¿Apasionante, verdad? Mis estudios en IFA Paris fueron el puente que conectó mis habilidades de negocios con mi pasión por el arte, la moda y la estética. Aprendí a aplicar las finanzas, la estrategia empresarial y el marketing a la moda y comprendí cómo empezar a dar mis primeros pasos como emprendedora. Desarrollé una invaluable red de contactos, tanto en China como en Europa, de la que aún me beneficio y la cual me retroalimenta.

M.T.: ¿Cuándo y cómo lanzaste tu marca de accesorios y  artesanía, Flor Amazona? ¿A qué dificultades y retos te enfrentaste?

Ana María Sarmiento: Estudié un MBA en Empresas de Moda en IFA Paris. Antes de fundar Flor Amazona, había comenzado una carrera en el sector de la banca y había trabajado para las Naciones Unidas en Austria. Pero pronto dirigí mi atención al sector creativo donde me convertí en Directora de Marca Global para una firma de belleza europea. En mis años en la moda, identifiqué un vacío en el mercado para el verdadero glamur colombiano y deseé encontrar el modo de acabar con los viejos clichés sobre Colombia y, por ello, creé Flor Amazona en 2012. Convertirse en una joven emprendedora no es tarea sencilla. Necesitas mucha determinación para hacerte un nombre en la industria y mucha paciencia y empuje. Al principio, hacer frente a la producción me resultó todo un reto. Cuando tienes una start-up de éxito, puedes tener un problema con el flujo de dinero y para seguir el ritmo de los pedidos de los clientes. Mi actual meta es desarrollar una línea para la casa llamada Casa Jaguar y abrir la primera tienda insignia. Hasta ahora, nuestro negocio se ha basado exitosamente en un modelo de venta mayorista.

Ana María SarmientoM.T.: Teniendo en cuenta el nombre de tu marca, es obvio que te inspiras en la cultura local, y en la historia y tradiciones colombianas. ¿Por qué es esto tan importante para ti?

Ana María Sarmiento: Flor Amazona representa a Colombia y a su cultura. Es una marca que apoya nuestras tradiciones, a la vez que inculca el estilo contemporáneo para hacerla más fácil de llevar a las mujeres modernas. Trabajamos con tribus indígenas para mantener viva la artesanía tradicional, y usamos colores radiantes y llenos de energía y adornos que hacen sentir a las mujeres en el paraíso durante todo el año. Muchas de las piezas están influenciadas por tradiciones tribales. Flor Amazona se trata de colores y adornos. Los indígenas crean patrones de joyería que representan las visiones en sus sueños. Así que quedamos para charlar sobre esas visiones que han sido relevantes para ellos y cómo las podemos representar en nuestros diseños en términos de adornos, visiones, colores y flujo de líneas. Hugo, nuestro líder indígena, y su grupo proponen antiguos adornos que representan la naturaleza de la selva amazónica, sus visiones chamánicas y los símbolos de sus dioses para crear piezas que aportan paz y suerte a su creador y a quienes las usan.

M.T.: ¿Ese es el motivo por el cual crees que Flor Amazona conecta con todas las mujeres?

Ana María Sarmiento: Absolutamente. Flor Amazona conecta tanto con mujeres a las que les gusta la moda como con viajeras y chicas que disfrutan de la vida. Mujeres sexies y poderosas. Una verdadera glamazon es femenina, segura, poderosa, divertida, enérgica y elegante.

M.T.: ¿Qué consejo puedes dar a los jóvenes diseñadores de moda que hoy en día se inspiran en tu trayectoria y carrera?

Ana María Sarmiento: Deben creer en sí mismos, ser flexibles e intentarlo con todas sus fuerzas. No rendirse nunca. Si tu negocio no funciona, esto puede deberse a muchas cosas, ya sean los precios, la promoción, la elección del momento oportuno, y no necesariamente a tus diseños. Por tanto, cuando se trata de convertir un producto en comercial y exitoso, debes prestar atención a la oferta en el mercado, a tu equipo de trabajo, a tu estrategia de negocios, a tus precios, a tus canales de distribución, y no enfocarte en las tendencias y el diseño exclusivamente.

Para más información sobre el programa de estudios seguido por Ana María Sarmiento hay un enlace al MBA en Empresas de Moda y otro a su tienda Flor Amazona: http://www.floramazona.com