Durante casi 6 años, el movimiento Revolución de la moda (Fashion Revolution) ha estimulado a todos los actores de la industria de la moda para que sean más transparentes y promoviendo las ventajas de un consumo más ético. Del 20 al 26 de abril, en conmemoración del desastre que motivó esta iniciativa, IFA Paris trabajó, una vez más, en colaboración con la rama francesa del colectivo, aportando una mayor acción y determinación para cambiar ciertas actitudes.

El 24 de abril de 2013 quedará tristemente grabado en el recuerdo. En Dhaka, la capital de Bangladesh, el antiguo Rana Plaza de 8 pisos se derrumbó en menos de 2 minutos. El edificio albergaba a 5.000 trabajadores textiles cuyas condiciones de trabajo eran horriblemente precarias, todos ellos trabajando para subcontratas de importantes firmas internacionales. El suceso dejó un elevado número de víctimas, más de 1.100 muertos y 2.000 heridos, cada una de ellas sacrificada en nombre de la industria textil... un homicidio masivo de industrias, cuyo único mérito fue remover conciencias.

En respuesta a este desastre mortal, los diseñadores Carry Somers y Orsola de Castro lanzaron una campaña mundial para generar conciencia sobre los impactos sociales y ambientales de la industria de la moda, una campaña denominada la Revolución de la moda. El objetivo era denunciar la responsabilidad transversal de las marcas, cuyas acciones sin escrúpulos tienen un impacto directo sobre toda la cadena de la industria textil. Algunas marcas de moda rápida permiten todo tipo de irregularidades en los países donde están presentes y, por efecto dominó, en aquellos países desarrollados donde residen la mayoría de sus consumidores.

Para atraer la atención de estos mastodontes, el movimiento activista invita a los ciudadanos, a través de una campaña anual, a preguntar directamente a estos gigantes de la moda sobre sus actividades, el cumplimiento de sus subsidiarias con los estándares, sus condiciones de producción, o aspectos relacionados con las condiciones de trabajo. Así, fotos de ropa y etiquetas visibles son publicadas en las redes sociales por personas anónimas junto con el hashtag #whomademyclothes. Una propagación enérgica cuya viralidad ahora reúne a 275 millones de usuarios en internet, quienes residen en más de 100 países...

IFA Paris ha estado preparando este evento entre bastidores durante casi 2 meses.

El 20 de abril, en colaboración con la tienda de ropa de Emmaüs y la asociación Redress, la escuela organiza un día de hackathon, salpicado por 3 segmentos diferentes: una demostración de estilo basada en el upcycling, un desfile de modas en las instalaciones de la escuela y la realización de un vídeo explicativo para una audiencia que desconoce los principios fundamentales del desarrollo sostenible. ¡Se espera información, imaginación, técnica y creatividad!

El consumidor, un novato en la moda ecológica, descubrirá soluciones alternativas a su excesivo consumo de textiles. Propuestas concretas respaldadas por looks de ropa de segunda mano, embellecidos por nuestros estudiantes de diseño. El valor añadido de la ropa usada reside en la creatividad y la reutilización de todo: estas técnicas de reciclaje están al alcance de cualquiera que desee redefinir sus hábitos de consumo. Los procesos de de-construcción y remodelación no son innatos y se pueden adquirir.Revolución de la moda

Para asegurarse de que la conciencia sobre el desarrollo sostenible cruza fronteras, IFA Paris organizará el mismo evento en dos zonas horarias adicionales. Gracias a su asociación con Born Again Vintage y el campus de IFA Paris en Turquía, el mismo taller de reciclaje se llevará a cabo en Nueva York, París y Estambul casi simultáneamente.

IFA Paris también imparte cursos cortos de formación en upcycling para ayudarte a adquirir las habilidades que necesitas para contribuir a la creación del gran proyecto de desarrollo sostenible.

Para obtener más información sobre este curso corto: Curso Corto en Moda Upcycling

Entrevista con Jean-Baptiste Andreani, Director de IFA Paris y Delphine Durieux, Coordinadora del proyecto:

Jean-Baptiste, como Director de IFA Paris, es plenamente consciente de las deficiencias de la industria de la moda. Su escuela, que pronto obtendrá un certificado como instituto CSR, está totalmente comprometida con el desarrollo sostenible. ¿Por qué motivos, exactamente, apuestan por que el futuro de la industria de la moda será así?

No sé si usaría el término apuesta, ya que veo la transformación del sector sobre la base del desarrollo sostenible como una inevitabilidad que todos deben conocer. A través de nuestras sesiones de trabajo con Sandra Wielfaert (nuestra consultora de RSC) y Helene Gille (consultora de la UNESCO que nos ayuda a desarrollar nuestra especialización en moda sostenible), nos dimos cuenta rápidamente de que tenemos la obligación, como educadores, de abordar en profundidad los temas de sostenibilidad y ética, a fin de transformar la forma en la que nuestros estudiantes enfocan la creación y el marketing. Analizar la destrucción de las existencias no vendidas como una práctica común en esta industria solo reduce la moda a su expresión comercial más simple. Para nosotros, la moda es un lenguaje que también es un vector de cambio. Por lo tanto, necesitamos volver a aprender un vocabulario apropiado para construir una nueva dialéctica en torno a la moda sostenible.

Delphine, ¿qué mensaje te gustaría transmitir a los estudiantes que participarán en este evento? ¿Esperas, secretamente, inspirar vocaciones a través de este tipo de acciones?

Nuestro objetivo es aumentar la concienciación de los participantes sobre los problemas de reducción de desperdicios y extensión del ciclo de vida del producto. Tenemos la fortuna de tener como socio a "Redress", con quien estamos trabajando activamente en el desarrollo de nuestros programas, y que estará presente con exalumnos de la competencia Eco-Chic para mostrar a los participantes del taller que podemos ser creativos sin dejar de ser conscientes de nuestro impacto en el medio ambiente. La técnica de reciclaje que enseñaremos el 20 de abril permite a los neófitos desmantelar la ropa y hacer nuevos diseños. Cualquiera puede hacerlo. ¡Es un ejercicio entretenido que te permite renovar tu guardarropa sin tener que gastar un solo euro!

Entiendo que habrá muchas sorpresas para los participantes en el hackathon. ¿Prefieres no revelar estas sorpresas o puedes adelantarnos algunos detalles?

De hecho, nos complace ofrecer a todos los participantes, tanto a los que están en Estambul como a los que están en Nueva York o París, un cupón de descuento del 30% para nuestro programa corto titulado "Moda Upcycling” este verano. El curso será impartido por Bridgett Artise, fundadora de Born Again Vintage y profesora en el Fashion Institute of Technology de Nueva York.

Una cosa más para los participantes que se unirán a nosotros en París: el día terminará con un desfile de moda en nuestro campus. Un jurado evaluará las creaciones de los participantes y el grupo ganador recibirá una sesión de fotos para su creación.

Para obtener más información sobre este evento y cómo unirte al hackathon que tendrá lugar el 20 de abril en nuestro campus, puedes consultar: https://www.facebook.com/events/2227020194011630