El pasado 14 de febrero tuvo lugar en el campus de Shanghái de IFA, la primera escuela de moda francesa en China, un panel de debate organizado por el Centro de Carreras para Ex Alumnos (CAC) de IFA Paris y moderado por su directora, Adile Cretallaz. Varios especialistas en tiendas de concepto se unieron a la sesión donde se habló de esas tiendas multi-marcas y multi-temática que aparecieron hace veinte años en la mayoría de las capitales internacionales impulsadas por el desarrollo de marcas, gustos más eclécticos, nuevas tendencias y estilos de vida más adaptables. Entre los oradores estaban Valeria Bondar, Directora de Marketing y Comunicaciones en Helen Lee; Vera Wang, Directora de Marketing de la marca Replay; Shreya Bondre, Directora de Marca del Connoisseur Group en Shanghái, y Peipei Huang, Relaciones Públicas del 3rd Floor.Definición de tienda de concepto

Desde Nueva York hasta Londres, desde París a Berlín, de Shanghái a Tokio o Seúl, las tiendas de concepto más famosas son tiendas emergentes como Colette, L’Eclaireur, 10 Corso Como, Opening Ceremony, Triple Major o Dover Street Market. Durante su intervención, Valeria Bondar, también una graduada de IFA Paris, ofreció una gran definición de lo que es una tienda de concepto: “Una alternativa al formato de tienda tradicional caracterizado por una única experiencia establecedora de tendencia, y un concepto de estilo de vida (de marca) consistente y sostenible en el tiempo.”

Creadas en las fronteras de disciplinas, moda, lujo, arte y diseño, entre inclusividad y la exclusividad, en reacción y como alternativa al boom del comercio electrónico, las tiendas de concepto se han vuelto, en los últimos años, cada vez más sofisticadas. Su posicionamiento es siempre más conceptual, en otras palabras: único. Se distinguen de las grandes marcas y de la mayoría de logos que muchos clientes ven como un poco demasiado ostentosos – excepto por espacios como el 10 Corso Como que está sujeto a su colaboración con marcas de lujo o el Shanghái K11, un verdadero centro comercial –, las tiendas de concepto buscan sinergias con los creadores independientes.

La palabra clave es, como Shreya Bondre y Vera Wang nos recuerdan, experiencia. La tienda de concepto es un sitio que estimula los sentidos y lo sensorial, y confía en una lúdica interacción de propuestas. Este es el caso de Triple Major en Shanghái, donde “la cultura popular es reinventada”, o entre las paredes de las tiendas de Gentle Monster, vendedores de gafas transformados en espacios con diseño ultra-temático.Panel de Debate en IFA Paris

Las tiendas de concepto no olvidan las consciencias, incluso la inconsciencia, especialmente cuando importantes temas orgánicos y medioambientales tienen un gran impacto en el comportamiento de los clientes de entre 25 y 36 años – el principal cliente objetivo.

Estas tiendas también han desarrollado nuevos modos de consumo. En Tokio, el Tsutaya T-Site, en el distrito de Daikanyama, en un ambiente similar al de un salón, invita a sus huéspedes, quienes ya no son vistos sólo como clientes, a leer libros y revistas, escuchar música, surfear en la red a través de conexión WiFi, y todo sin gastar un solo yen. Una clase de “¡compra gratis”! Sabiendo que al final, la codicia se transformará en una compra…

El debate completo se puede visualizar en nuestra Página de Facebook de IFA Paris