Vida en Estambul

Estambul es la ciudad más grande de Turquía, constituyendo el centro cultural, económico e histórico del país. Con una población de 15 millones, la ciudad constituye una de las mayores aglomeraciones urbanas de Europa y se encuentra entre las ciudades más grandes del mundo en cuanto a población dentro de los límites de la ciudad se refiere.

Estambul es una ciudad transcontinental, a caballo entre el Bósforo, uno de los cursos de agua más activos del mundo al Noroeste de Turquía, el Mar de Mármara y el Mar Negro. Su centro comercial e histórico se encuentra en Europa, mientras que una tercera parte de su población vive en la zona asiática.

Fundada sobre el acantilado de Sarayburnu, alrededor del año 660 AC por el Imperio Bizantino, la ciudad es ahora conocida como Estambul y ha ido creciendo hasta convertirse en una de las ciudades más importantes en la historia de la humanidad. Durante casi dieciséis siglos tras su fundación se volvió a establecer, en el año 330 DC, con el nombre de Constantinopla, siendo la capital de cuatro imperios: el Imperio Romano (330-395), el Imperio Bizantino (395-1204 y 1261-1453), el "Imperio Latino" (1204-1261), y el Imperio Otomano (1453-1922). La ciudad jugó un papel decisivo en el avance del cristianismo durante las épocas romana y bizantina antes de que los otomanos conquistaran el sitio en 1453, transformándolo en un reducto del Islam y el lugar de asentamiento del último califato.

A pesar de que la República de Turquía estableció su capital en Ankara, palacios y mezquitas imperiales todavía se alinean en las colinas de Estambul como recordatorios visibles del papel estelar que la ciudad vivió en el pasado.

Además, la ciudad de Estambul es un lugar fantástico para visitar los famosos monumentos esparcidos por la ciudad: la iglesia "Santa Sofía", la "Mezquita Azul", el "Palacio de Dolmabahçe", la "Mezquita de Suleiman el Magnífico", el "Acueducto de Valens", el "Hipódromo de Constantinopla", las "Murallas de Constantinopla" y el "Palacio Topkapi" son sólo algunos de los lugares de interés que se pueden visitar en Estambul.

La mayoría de los extranjeros que buscan alojamiento en Estambul optan por vivir en la parte europea de la ciudad, aunque también hay muchas opciones residenciales en el lado asiático.

Dos zonas populares en el lado europeo son Besiktas y Taksim, donde se localizan una serie de consulados, escuelas y hospitales extranjeros.

En Estambul, existen varias opciones de apartamentos amueblados y sin amueblar, así como casas unifamiliares. La mayoría de los extranjeros suelen elegir vivir en 'Sites'. Un 'Site' (pronunciado sit-ay), o urbanización, es un concepto muy común en Estambul. Los extranjeros pueden encontrar sites con opciones de alojamiento para cualquier bolsillo y gusto, desde grandes casas con jardines privados y piscinas hasta apartamentos con piscina comunitaria, gimnasio y jardín. 

Los atascos de tráfico pueden ser un gran problema en Estambul. Por tanto, a la hora de elegir alojamiento se ha de tener en cuenta la proximidad de la casa o apartamento al transporte público y la distancia que se ha de recorrer para llegar al trabajo, a las escuelas, las tiendas y las zonas de ocio. 

El coste medio de un apartamento de dos dormitorios en Estambul puede oscilar entre 1,000-2,500 TRL, mientras que una casa de tres dormitorios puede costar alrededor de 2.000-5.000 TRL por mes. Los servicios públicos, como el agua, el gas y la electricidad, están normalmente incluidos en el precio del alquiler para una estancia corta, mientras que los alquileres para estancias largas no suelen incluir estos servicios públicos. El depósito es, por lo general, equivalente al alquiler de uno a dos meses. La agencia inmobiliaria también puede cobrar una comisión si se utilizan los servicios de un comercial.

Con el fin de alquilar una propiedad en Estambul, los extranjeros deberán proporcionar una serie de documentos, incluyendo su pasaporte, una carta de su empleador o escuela, y comprobante de ingresos. También pueden ser necesarios otros documentos, dependiendo del propietario o inmobiliaria de turno.

* 1 Euro=3,13 Türk Lirası (TRL)

¿Necesito hablar turco para poder vivir en Turquía como extranjero? No. Dependiendo de su nivel educativo, los ciudadanos turcos hablan varios idiomas. No obstante, si aprendes algunos conceptos básicos de turco siempre será un plus a la hora de moverte por la ciudad y ser aceptado por los lugareños.

La mayoría de los turistas necesitarán algún tipo de visado para entrar en Estambul, y en cualquier otra parte de Turquía. Sin embargo, existen varios tipos de visados, diversos modos de obtenerlos y diferentes cuotas a pagar. Todo depende del tipo de pasaporte, país de origen y propósito de la visita.

Diríjete a la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía, busca tu país, y sigue las instrucciones ofrecidas.

Alojamiento
Un apartamento de un dormitorio en el centro cuesta unos 1.000 TRL Un apartamento
de tres dormitorios en el centro de la ciudad cuesta alrededor de 1.775 TRL
Una docena de huevos cuesta 4TRL
Leche (1 litro) 1,75 TRL
Arroz (1 kg) 4 TRL
Una barra de pan blanco 1 TRL
Pechugas de pollo sin piel (1 kg) 10 TRL
Paquete de cigarrillos (Marlboro) 8 TRL
Una hamburguesa Big Mac 12 TRL
Coca Cola (330 ml) 2 TRL
Un cappuccino 5,5 TRL
Una botella de cerveza (local, 500ml) 6 TRL
Un menú de tres platos en un restaurante medio 30 TRL
Servicios Públicos/Domésticos
Tarifas de móvil (por minuto - de móvil a móvil) 0,38 TRL
Internet (ADSL o cable - precio medio por mes) 50 TRL
Servicios públicos (agua, electricidad, gas - precio medio por mes para un alojamiento  estándar) 215 TRL
Transporte Taxi/km 1,6 TRL
Precio del transporte público en el centro de la ciudad 2 TRL
Gasolina/gasoil (por litro) 4,60TRL

* 1 Euro=3,13 Türk Lirası (TRL)

Turquía no tiene acuerdos médicos recíprocos con otros países.

Los estudiantes extranjeros necesitarán adquirir un seguro médico para estudiar en Turquía. Algunos estudiantes pueden estar ya cubiertos, total o parcialmente, por el seguro médico privado o público de su país.

La forma más eficaz y barata de llegar de un punto A a un punto B en Estambul es, sin duda alguna, el metro, el tranvía, el funicular y/o el ferry. Estos medios de transporte público son muy eficientes, rápidos y puntuales, y no sufren los constantes atascos típicos de las calles  de Estambul.

En general, resulta bastante sencillo moverse por la encantadora ciudad de Estambul. Si te alojas en el barrio de Sultanahmet, has de saber que la zona está repleta de monumentos históricos para visitar como museos, la famosa Mezquita Azul, el Hipódromo, Santa Sofía y el Palacio de Topkapi (algunas atracciones turísticas tienen precios de entrada entre 10 y 20 TL). Todos estos monumentos se encuentran a una distancia a pie alrededor de la zona de la Mezquita Azul.

Legalmente no se puede trabajar como estudiante, pero puedes  involucrarte en algunos proyectos como profesional freelance.